Plan de Marketing

Blog sobre actualidad en el mundo del marketing y la comunicación corporativa en el sector retail. Incluye artículos publicados en prensa especializada y textos propios.

La delgada línea entre lo sexy y lo machista

No me considero una mujer feminista, porque creía que en el siglo XXI ya no era necesario. Lo que sí me considero es una mujer con buen gusto.

Hoy me ha sorprendido una noticia publicada en Marketing News sobre la última campaña de Passionata. "Passionata ha lanzado una promoción del 30 de mayo al 23 de junio, por la que regala diez euros en un bono descuento a aquellas consumidoras que entreguen su viejo sujetador para comprar uno de la marca francesa", dice textualmente el texto.

Sin embargo, no es esto lo que me ha sorprendido ya que no se trata de una iniciativa original, sino de un mero plagio de la campaña que Playtex lanzó al mercado para conmemorar los 40 años de Cruzado Mágico. Lo que no me permite salir de mi asombro es el spot semipornográfico de la campaña, en el que una modelo se contonea a lomos de un caballito de hielo, mientras se deshace entre sus piernas. Al margen de las obvias conotaciones sexuales (chicos! os lo habéis currado... eh? muy sofisticado...), la imagen sobre fondo rosa plagada de corazoncitos y otros símbolos tradicionalmente relacionados con el concepto femenino dista de representar a la mujer del siglo XXI. La mujer aparece objetualizada, como un elemento decorativo más de la escena.



Enhorabuena a los creativos de Passionata por este gran trabajo. No sé quién es su público objetivo, pero está claro que una single, una mujer independiente, con una formación universitaria, con autonomía económica o simplemente con autoestima y buen gusto, no lo es...

Mª José González

Subscribe