Plan de Marketing

Blog sobre actualidad en el mundo del marketing y la comunicación corporativa en el sector retail. Incluye artículos publicados en prensa especializada y textos propios.

Pero alguien sí sabe cómo ha sido… Y no es Alaska, sino Juan Roig, presidente de Mercadona. La compañía valenciana ha retirado de sus estanterías unas 800 referencias por, según sus responsables, escasa rotación, exceso de formatos o duplicidades. Una medida que permitirá a Mercadona un ahorro de 2.000 millones de euros en 2009.

En el otro lado de la moneda, los fabricantes de marcas líderes en el mercado se han alzado en pie de guerra. No en vano, Mercadona tiene un gran peso en la distribución española, con una cuota de mercado en valor próxima al 20%.

Hoy podemos ver las campañas de branding de Danone y Central Lechera Asturiana, destacando que “Danone no fabrica para terceros” ó que “sólo hay dos tipos de leche, la Central Lechera Asturiana y la que no lo es”, y un paso por delante Coca-cola, con su particular visión de la crisis en un encuentro sobre la felicidad.

Sin embargo, el quizz de la cuestión no está en las marcas líderes del mercado sino en quién necesita a Mercadona para sobrevivir: los interproveedores. Y es que Mercadona cuenta con un centenar de fabricantes que producen prácticamente en exclusiva para el grupo bajo las marcas Hacendado, Bosque Verde y Deliplus, es decir, firmas que carecen de rostro para el público y no pueden dar la cara en una negociación. ¿Qué otra opción tienen?
Pepa González

Subscribe