Plan de Marketing

Blog sobre actualidad en el mundo del marketing y la comunicación corporativa en el sector retail. Incluye artículos publicados en prensa especializada y textos propios.

15.10.11

Win-win System?

|



¿H&M y Jimmy Choo? ¿Pepsi y Sprienfield? ¿iPod y Nike? El concepto más convencional del co-branding es la asociación de dos marcas con el objetivo de potenciar el valor y/o la rentabilidad de ambas. No se trata de una nueva fórmula, sino de reinventar la vieja estrategia del pa amb tòmaquet llevándola al ámbito del marketing. 





Para que la relación funcione resulta imprescindible que las dos marcas compartan ciertos atributos, especialmente en cuanto a público objetivo se refiere.


Pero ¿por qué muchas marcas utilizan este sistema?  Primero, produce un efecto novedad. Como consecuencia, esta novedad se traduce en una minimización de los costes en comunicación y publicidad. Esto significa una mayor exposición de la marca, que permite un acceso a un nuevo segmento de consumidores.

Desde un segundo punto de vista más cuantitativo, también se reducen los costes de distribución y maximizan los beneficios ya que al utilizar dos marcas complementarias se adquiere una mayor rentabilidad del producto.

Entonces ¿por qué no lanzarnos al co-branding? Antes de dar una respuesta, es imprescindible valorar algunos riesgos. El co-branding de un producto puede confundir al consumidor y llevarse a preguntar ¿qué es esto?  Los socios deben analizar la posibilidad de que el acuerdo pueda erosionar a una o ambas marcas, involucrándolas en problemas de calidad o de reconocimiento de marca.

Subscribe