Plan de Marketing

Blog sobre actualidad en el mundo del marketing y la comunicación corporativa en el sector retail. Incluye artículos publicados en prensa especializada y textos propios.

La Llave

La subida de precios anunciada por Philip Morris para sus marcas de cigarrillos puede estar a punto de desatar una nueva edición de la guerra comercial que protagonizaron las compañías del sector días antes de que finalizara el año 2006, aunque en esta ocasión al alza. Este incremento, que podría ser efectivo hoy, si aparece publicado en el BOE, oscilaría entre los 0.05 céntimos de euro de su marca estrella, Marlboro, y los 0.10 céntimos de euro del resto de producto que comercializa la firma estadounidense. En un día en el que se ha conocido el dato de IPC correspondiente al año 2007, la firma tabaquera echa más leña al fuego con incrementos de precios que en los casos de sus marcas baratas, como L&M y Next, se sitúan muy cerca de la inflación cuando no lo superan -un 4,16% y un 4,59%, respectivamente-, mientras que Chesterfield, con un 3,84%, y Marlboro, con un 1,69% de incremento, se quedan por debajo del coste de la vida. Lo que está claro es que en ningún caso las marcas de la firma estadounidense superarán los tres euros. Una barrera psicológica, pero a priori consistente, si se tiene en cuenta que el sector tabaquero podría enfrentarse también a la ralentización del consumo, alentada por la estricta normativa antitabaco vigente en España. Habrá que estar atentos para ver si los competidores le siguen.
Expansión, viernes 4 de enero de 2008

Subscribe