Plan de Marketing

Blog sobre actualidad en el mundo del marketing y la comunicación corporativa en el sector retail. Incluye artículos publicados en prensa especializada y textos propios.












La profesionalización de las campañas de publicidad de los principales partidos españoles amplía el impacto de los anuncios creados por las agencias del sector, que tratan de vender los candidatos como si fueran un detergente o un coche
Son los mismos candidatos de hace cuatro años, pero se ven diferentes. Los princiaples partidos políticos españoles se han hecho un lifting para mostrar su mejor imagen de cara a las próximas elecciones del 9 de marzo, en la que asesores de imagen y profesionales del márketing y la comunicación han sacado la varita mágica para atraer el mayor número de votos posible y conseguir vender a su candidato. "Los políticos contratan agencias para que los tratemos como si fueran productos", explica Montse Rodríguez, director de cuentas de S,C,P,F... encargada de la imagen de PSC. No obstante, la principal diferencia con una campaña corporativa es "el corto plazo de las elecciones, lo que te obliga a ser más ágil y tener mucha capacidad de reacción frente a los anuncios de otro partido, señala Rodríguez.
En Ferraz, sede del PSOE, han confiado a la Sra. Rushmore para que les ayude a transmitir su eslogan Motivos para crecer. Mienter, el PP seleccionó a la agencia Full Contact para acercarse, principalmente, al voto femenino y joven, tras al emisión de unos vídeos desarrollados por el propio departamento de comunicación del partido, que mostraban un mensaje más agresivo al de Con cabeza y razón. Las agencias de los dos princiaples partidos políticos (PSOE y PP) han contado con un presupuesto cercano a los 20 millones de euros cada una para toda la campaña, según fuentes del sector.
Con un presupuesto mucho más moderado, la agencia 3Lemon ha conseguido el impacto que buscaba con Gaspi, el personaje virtual de Gaspar Llamazares, "ya que es más económico que contratar vallas o spots publicitarios", afirma Fernando Monzón, responsable de la campaña de Izquierda Unida. La agencia ha confiado en el soporte de la web tanto para "hacer más divertido a Llamazares", como para la elección de la sintonía del partido, a través de My Space y los vídeos de YouTube.
Prime time
Los políticos no son los únicos que aprovechan este periodo para lanzar una nueva imagen, sino que las empresas también aprovechan el tirón de las elecciones y, sobre todo, del debate entre los principales candidatos, cuyo enfrentamiento ha incrementado el precio de los espacios publicitarios. Coca-cola se coló ayer en la primera posición de los tres minutos de anuncios del debate de TVE. Por este tiempo, la multinacional, que lanzó la nueva campaña de Minute Maid, desembolsó entre cuatro y cinco veces el coste de un anuncio en el prime time. No obstante, desde Cuatro, que también retransmitió el debate, señalan que "no se aplicó ninguna tarifa especial a los anuncios emitidos".
Expansión, martes 4 de marzo de 2008

Subscribe